Parásitos internos en gatos y la importancia de la desparasitación

Cat Lover

Parásitos internos en gatos y la importancia de la desparasitación

Siempre que adoptamos un gato nuevo, ya sea gatito o adulto, se enfatiza muchísimo en la desparasitación interna, sin embargo, es algo que sí o sí deberíamos tener en mente aún cuando nuestro gato es doméstico y lleva varios años con nosotros. Esto porque los parásitos internos causan daños que pueden ir desde lesión en los tejidos hasta la obstrucción completa del intestino, afectando la nutrición y alterando su sistema inmunológico por la deficiencia de vitaminas y minerales.

Los parásitos internos, en particular los intestinales, se pueden dividir en gusanos redondos, planos o protozoos. Su forma de contagio es muy amplia, ya sea por arena contaminada, por lamer sus patas que pisaron áreas contaminadas, comer carne cruda o, incluso, ingestión de pulgas portadoras del parásito.

Algunos tipos de parásitos se pueden transmitir fácilmente a los humanos, son del tipo zoonótico, y las consecuencias varían desde el tipo de parásito, vía de contagio, edad y estado inmunológico de la persona, siendo tratable en algunos casos pero más peligroso en otros, ya que los síntomas a veces son imperceptibles.

Lo más importante, y como medida de precaución, es desparasitar a tu gato cada 3 meses si es doméstico y, si tiene acceso al exterior, conversa con el veterinario para fijar los tiempos correctos de desparasitación. Asimismo, estar atent@ a las señales que presente, si siente dolor abdominal, se observa el estómago abultado, tiene el pelaje distinto, presenta diarrea o vómito, entre otros. Ante cualquier síntoma, ¡debes llevarlo al veterinario! Su salud es primordial y la de tu familia también.

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTAS

X