Mudanza con gatos

Cat Lover

Mudanza con gatos

Los gatos son animales territoriales, mantienen lazos fuertes con su entorno y rutinas asociadas a su espacio. Es por esto que una mudanza puede resultar ser estresante para ellos. Independiente si el nuevo hogar es más pequeño o grande que el anterior, el gato no tomará inmediatamente este lugar como algo seguro y familiar, ya que tendrá nuevos estímulos visuales y olores desconocidos. Además, al ver que sus cosas no están en el lugar de siempre, los primeros días puede sentirse desorientado y confundido, lo que puede causarle ansiedad y mal humor.

Si planeas cambiarte de casa, aquí te damos algunos consejos que te serán muy útiles para hacer de la adaptación de tu peludo amigo, una experiencia más amena.

 

  1. Intenta no trasladar a tu gato hasta que todos los muebles estén instalados.

Una casa vacía puede ser intimidante para tu mascota. Además de ser un ambiente desconocido, si no hay muebles no tendrá donde esconderse o resguardarse si se siente inseguro. Mientras dure el traslado, déjalo al cuidado de alguien de confianza. Así, cuando el rey de la casa llegue a su nuevo reino, podrá identificar formas y olores, y la primera impresión será más acogedora.

 

  1. De manera provisoria, ten una habitación solo con sus cosas.

Si aún necesitas hacer arreglos en tu nuevo hogar o si todavía necesitas mover muebles, y no puedes dejar a tu felino al cuidado de otra persona, te recomendamos apartar una pieza de tu hogar para él. Puedes poner sus juguetes favoritos, su cama, comida y su arenero. También te recomendamos mantener una televisión o radio encendidas para que amortigüe el ruido exterior. Es muy importante que mantengas esta habitación vigilada constantemente para darle cariños, chequear el estado de su alimento y agua, y limpiar su caja de arena una o dos veces al día.

  1. No lo fuerces a explorar su nueva casa.

Muebles instalados, reparaciones hechas y todo está funcionando a la normalidad, pero ¡tu gato aún se esconde debajo de la cama! ¿por qué pasa esto? Es normal que los primeros días tu gato aún no se sienta en confianza de investigar su nueva casa, así que no lo fuerces a salir de su escondite ya que esto solo le traerá más estrés. En cambio, opta por refuerzos positivos. Esconde pequeños premios de comida o sus juguetes favoritos en diferentes rincones de la casa, esto le motivará y se sentirá en un entorno seguro.

 

  1. No descuides las caricias y cepillado

Sabemos que la mudanza puede hacer que dejes otras actividades de lado pero, en lo posible, intenta mantener la rutina de cepillado y juegos con tu mascota, y sobre todo ¡no lo dejes solito! El cambio de ambiente ya es algo duro para tu gatito por lo que es especialmente necesario para ellos sentirse queridos y acompañados mientras dure esta ajetreada etapa.

 

  1. Recurre a las feromonas

Uno de los factores principales para la adaptación de los gatos en su entorno es el olor. Aunque mantengas su rascador, cama o juguetes favoritos intactos, el aroma diferente del nuevo hogar puede causarle rechazo al principio y tendrá que acostumbrarse de nuevo. Para ayudarlo, utiliza feromonas en spray que puedes encontrar en grandes supermercados y tiendas especializadas. Procura rociarlo en los muebles nuevos que tengas o en las habitaciones, ¡Pronto tu gato se sentirá como en casa!

 

  1. “Gatifica” el nuevo hogar

Si tu mascota sigue malhumorado o arisco, ¡presta atención a su entorno! Los gatos domésticos usualmente necesitan de muebles o rascadores multiniveles que le permitan escalar y refugiarse, por lo que te recomendamos adquirir uno de estos accesorios. Tu felino se sentirá más seguro de su espacio y volverán los purr.

 

Si los primeros días aún no notas cambios, ¡paciencia! El periodo de adaptación puede variar desde un par de días hasta unas semanas según el nivel de timidez o de nerviosismo de tu gato.

 

Y tú, ¿tienes algún consejo para mudarte con tu gato? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Comentarios

comentarios

OTRAS NOTAS

X