julio 26, 2017

La convivencia entre el gato y las mascotas exóticas

A pesar de lo contrario que se cree el gato puede convivir con individuos de otras especies, incluso con su “supuesto enemigo” el perro. Sin embargo, en la actualidad muchas personas consideran tener otro tipo de mascotas como roedores, peces y aves en casa ¿Qué hacer con el gato en este caso?

Como en muchos otros ámbitos, lo mejor es habituar a tu gatuno desde cachorro a convivir con este otro tipo de especies para que logre asociarlo como parte de su familia, cuando sea hace en esta etapa suele producirse de manera natural esta asociación, pero lo más importante es la supervisión de los momentos de “juego” y “acercamiento” con la otra mascota ya que pueden lastimarse.

En el caso de que sea un gato adulto el que tendrá que comenzar a convivir con un animal que en la naturaleza podría ser su presa, lo más probable es que solo consigamos que tolere la presencia de este, mediante juegos y acercamientos que eviten situaciones que despierten su instinto predador.

No podemos decir que es un acto imposible, pero dado el instinto natural de caza que presentan los gatos lo más adecuado es que si podemos, intentemos recibir el consejo o ayuda directa de un experto en comportamiento felino.

Lo más aconsejable es que si queremos introducir aves, por ejemplo, que forman parte del grupo de presas naturales de los felinos, estas deben permanecer en su jaula he impedir que el gato tenga acceso directo a esta sin control de nuestra parte, ya que, aunque no alcance al pájaro, este puede sufrir un colapso por susto fácilmente.

Por otra parte, si tu gatuno va a compartir hogar con peces o reptiles, no debemos preocuparnos en exceso ya que estos suelen estar en espacios climatizados y en jaulas de cristal o material transparente, en la cual el gato no podrá meter su garra fácilmente. La única medida que debemos tomar es que el gato no tenga acceso alguno a abrir la puerta de esta jaula o meterse dentro de ella.

Otro grupo de animales que frecuentan los hogares el día de hoy son los pequeños mamíferos, ya sean hámster, conejos, hurones o erizos de tierra. Como en el caso de las aves, también forman parte del grupo de presas para tu gato, por lo que es mejor que estos estén en su propio recinto y que el gato no tenga fácil acceso a ellos sin tu supervisión, ya que el gato es un predador muy eficaz y por más domesticados que estén sus instintos de caza jamás desaparecerán.

Comentarios