octubre 22, 2015

Despedirme de mi gato

Porque las despedidas son tristes, siempre que se ama y aún más si es nuestro gato el se va.

 

Unos de los momentos más difíciles para cualquier cat lover es el momento de dejar partir a nuestros gatos. El cariño y la conexión que uno puede llegar a tener con ellos es tal, que no nos imaginamos una vida lejos de estos peludos.

Pero la realidad nos recuerda, que nosotros vivimos más años que ellos, por lo que es probable que nos veamos enfrentados a esta difícil decisión más de una vez en nuestra vida.

Muchas veces no encontramos ni el consuelo ni las fuerzas para dejarlos partir, pero es importante mirar hacia atrás y saber que les hemos entregado la mejor vida que pudimos, si tu pequeño ya no tiene fuerzas para luchar y tu familia ha agotado todas las instancias de tratamiento, cierra los ojos y recuerda por un momento lo felices que han sido juntos, acarícialo y acompáñalo, no permitas que se sienta solo, ayúdalo a partir de la manera más cómoda y digna posible, él te lo agradecerá y en algún momento cuando te encuentres listo, llegará a tu vida un nuevo gatito con ganas de adoptarte.

 

Carolina Hormazábal

Médico Veterinario

Medicina Felina

 

Comentarios