septiembre 12, 2016

Cómo saber si mi gato sufre un golpe de calor y qué hacer

Los gatos son animales muy delicados, aunque no lo parezcan. Las altas temperaturas pueden desestabilizar su metabolismo, provocando desde descompensaciones hasta la muerte. ¿Sabes lo que es un golpe de calor y cómo reconocer si tu gato sufre uno? Sigue leyendo y toma nota de todos los detalles al respecto.

Un golpe de calor es la subida en exceso de la temperatura corporal. Normalmente, la temperatura de los felinos ronda entre los 38°C y 39,5°C. Cuando estos niveles son superados, ellos pueden regularlos a través de sus almohadillas, sudoración en la zona genital o incluso jadeando, pero nosotros -como dueños responsables- necesitamos estar atentos ante un golpe de calor, ya que sus consecuencias podrían ser incluso fatales.

Los gatos pueden sufrir un golpe de calor -o hipertermia- ya sea por la exposición prolongada al sol, por la falta de ventilación (espacios cerrados), porque no les han cambiado el agua o porque ésta puede estar en mal estado. Factores como la edad del felino o si tiene problemas de salud como obesidad marcarán qué tan predispuesto se encuentra a sufrir un golpe de calor.

Síntomas

Tambaleos, temblores musculares, debilidad, salivación abundante, lengua azulada y ritmo cardíaco elevado son algunos de los síntomas de que tu gato está sufriendo un golpe de calor. Comprueba su temperatura con un termómetro y, si éste marca sobre los 42°C, debes actuar con rapidez.

Primeros auxilios

Lo primero que debes hacer es llamar al veterinario de tu felino y explicarle los síntomas. Mientras llega la ayuda del profesional, considera lo siguiente:

  • No debes bajar su temperatura de manera brusca, debes hacerlo de forma gradual.
  • Humedece ligeramente su boca.
  • Llévalo a un lugar fresco, en donde corra un poco de viento. Un ventilador en velocidad mínima también servirá.
  • Ponle paños con agua fresca en su cabeza, cuello, pecho, vientre y patas.
  • Revisa su temperatura nuevamente: debe bajar hasta los 39°C aproximadamente.

Recuerda que es fundamental la asistencia de un profesional, sobre todo para evaluar las consecuencias de la hipertermia. Lo importante es mantener a los gatos en ambientes gratos y siempre con agua fresca.

Comentarios