diciembre 17, 2015

7 formas de saber si eres un Master Cat Lover que malcría a su gato

 

No hay duda de que los gatos son la mascota más regalona que puedas adoptar, su inocente carita evoca ternura hasta en el humano más frío. Sin embargo, como Master Cat Lover, debes admitir que este pequeño animal ocupa esa virtud para manipular las situaciones a su conveniencia.

 

Es importante que tu minino esté feliz y cómodo en su hogar, pero también es relevante que aprenda conductas que respeten los espacios. Toma nota de estos siete tips para mascotas, que te ayudarán a darte cuenta si debes mejorar el comportamiento de tu gatito malcriado:

 

1. No tienes control sobre su comida

Un gato sin horarios para comer y que consume alimentos inadecuados está arriesgándose a padecer problemas médicos. Si tu felino te demuestra que tiene hambre a todas horas y excede su porción, debes corregirlo ajustando sus horarios con sutileza. Las veces que tu gatito deberá comer durante el día, depende de su edad y tamaño. Por ejemplo, para felinos saludables, desde los 5 meses se les puede alimentar de 4 a 5 veces, entre 60 a 120 gramos. En cualquier caso, lo importante es repetir los horarios, para que se acostumbre a ellos.

Si tu minino es de los que consume alimentos que no colaboran con su nutrición (dulces, verduras, ajo), deberás empezar por alejarlos de su alcance, aunque proteste contra tu decisión, nunca olvides que su salud está primero.

 

2. Orina en cualquier sitio

No hay nada más desagradable que una casa con olor a orinas gatunas. Aparte del aroma, podrías estar arriesgando la salud de bebés o embarazadas que convivan con el felino: debido a la alta concentración de amoníaco que se encuentra en este líquido, en algunas personas podría provocar alergias o irritación. Un gato que va al baño en cualquier rincón piensa que él es el dueño del lugar y puede hacer lo que quiera.

Adiestrar a un minino para que utilice una caja de arena es una tarea complicada: tendrás que invocar tu máxima paciencia de Master Cat Lover y dedicarle tiempo a su aprendizaje.

 

3. Araña y rompe los muebles

Los gatos por naturaleza necesitan gastar sus uñas. Si el felino rompe tus muebles, probablemente sea porque le faltan objetos para arañar. Piensa que él lo hace porque no le has ofrecido otra opción. Primero, cubre tu sofá con una funda y luego compra un rascador o pon papel lija en alguna caja, para que la pueda utilizar también.

 

4. No es amistoso con tus visitas

No enseñarle a tu gato a socializar con sus pares y humanos, es una enorme irresponsabilidad, ya que podría arañar gravemente a un niño. Las reacciones violentas son producto de una mala crianza o del estrés.

Uno de los mejores tips para mascotas, es prestar atención e identificar qué elementos lo ponen nervioso. Quizás, sólo sea su manera de protestar porque no le gusta la comida o porque preferiría salir a recorrer el barrio.

 

5. No te deja comer tranquilo

Una de las conductas que más molesta, es cuando un gato te exige que le convides de lo que comes. Si tu minino se sube a la mesa en el almuerzo, maúlla mientras cenas y roba parte de tu desayuno, está totalmente malcriado. Es difícil resolver este problema, puesto que lo acostumbraste a recibir pequeños bocados bajo la mesa.

La única solución, es que reciba su comida en los mismos horarios que tú: cuando sea hora de almorzar, sirve también su porción de alimento (sin que haya ingerido nada antes) para que te deje tomar la colación en paz.

 

6. Saca desechos del basurero

Un gato sin la enseñanza sobre cuál es su plato y alimento adecuado, sacará comida de cualquier lugar: puede apoderarse de tus desechos y dejar todo sucio a su alrededor. En este caso, además de revisar qué le estás dando de comer a tu felino, deberás adquirir un basurero que sólo pueda abrir un humano.

 

7. Llora y no sale a “conocer”

Es propio de los gatitos bebés llorar cuando dejan de ver a sus amos, pero aún así debes fomentar su vida nocturna. El felino debe entender que tiene que ejercitarse y conocer, con la seguridad de que cuando regrese, sus dueños estarán esperándolo para llenarlo de cariño.

 

 

Si identificaste más de una de estas acciones en tu felino, es hora de que tomes nota de estos tips para mascotas y mejores su comportamiento. Ser un Master Cat Lover es fácil, siempre y cuando sepas que todo se soluciona con perseverancia y amor.

Comentarios