julio 7, 2016

3 maneras para que el olor del pipí de tu gato no rompa la armonía de tu hogar

La orina de los felinos puede afectar el buen aroma de tu hogar. ¡Aprende los siguientes consejos para que el pipí de tu gato no sea problema!

Los gatos son la compañía ideal para personas con movilidad reducida, sobre todo porque son muy independientes y limpios. Sin embargo, requieren de tiempo para adecuarse a un nuevo lugar, más aún en sus primeros días de vida. El olor de la orina y deposiciones de los felinos es especialmente fuerte, tanto es así, que puede dejar toda la casa impregnada si no se toman las medidas adecuadas. Todo Cat Lover conoce los areneros o cajitas de arena, pero es necesario dedicar tiempo en enseñarles (y nosotros aprender) a utilizarlas. Con paciencia y siguiendo estos sencillos consejos podremos mantener a raya el olor a orina que tu gato puede dejar esparcido por los rincones en su etapa de adaptación y desde ahí en adelante sabremos cómo combatir este pequeño problema, que de todos modos no se compara con la felicidad y satisfacción que nos entregan estos amiguitos peludos. ¡Toma nota!

1. ¡Limpia de inmediato!

Horizontal photo of female hands cleaning stain in carpet with spray bottle and microfiber cloth

En sus primeros días en su nueva casa, ten por seguro que ocurrirá más de algún “accidente”. Primero que todo, has de saber que una vez que tu minino ha hecho pipí en un lugar inapropiado, debes limpiar cuanto antes, porque mientras más tiempo pase, más profundamente penetrará la orina en los tejidos, haciendo más difícil su remoción. Primero, seca la zona con algún paño o papel absorbente, ejerciendo presión sobre la mancha para quitar lo más posible. Luego, pasa otro paño húmedo con un líquido limpiador y frota vigorosamente. Como productos caseros de limpieza, son recomendables el limón, el vinagre blanco y el bicarbonato. Puedes rociar el ambiente con algún spray aromático o encender un incienso mientras aseas. 

2. Entrena a tu gatito

cat tray filler isolated on white background

Enseña a tu gato a orinar y defecar en su caja de arena. Esto parece ser una tarea difícil de realizar, pero la verdad es que los gatos son muy inteligentes y limpios. Algunos consejos para lograrlo con éxito son:

  • Si ves a tu gato listo y dispuesto a orinar, tómalo con suavidad pero firmeza y ubícalo rápidamente en su arenero.
  • Mantén su cajita limpia, retirando a diario sus deposiciones y cambiando la arena una vez por semana.
  • Coloca su caja en un lugar donde tenga cierta privacidad, lejos de su comida y una vez que decidas una ubicación para ella, déjala permanentemente en el mismo lugar.

Mientras antes comiences este proceso de entrenamiento, más rápido conseguirás que tu gatito reconozca su lugar, el único que le está permitido utilizar como baño.

3. Mantén siempre ventilado

 

kitten in blue plastic litter cat

Ventila a diario y enciende inciensos naturales y velas para neutralizar olores, especialmente en las primeras etapas de entrenamiento del gatito, que es cuando no sabrá bien dónde hacer sus necesidades. Ten paciencia, entendiendo que por muy astutos que sean nuestros mininos, necesitan tiempo para adecuarse a nuevos hábitos y la idea es que su presencia solo se note en sus suaves ronroneos. Siguiendo estos consejos, de seguro el período de adaptación de tu gato será corto y tendrán una vida feliz y en armonía.

Comentarios